miércoles, 14 de octubre de 2015

REFLEXIONES SOBRE EL LIBRO "LA HERMANDAD DE LOS INICIADOS"

Queridos amigos y lectores. Me gustaría compartir con vosotros algunas reflexiones acerca del libro La hermandad de los iniciados, sobre su título y su contenido, así como de su precuela, titulada Al final del túnel:

El título La hermandad de los iniciados hace alusión a la comunidad de amigos o hermanos, sobre la que gira toda la trama de este ensayo novelado, que comparten lo que sucede en su profundidad. Cada uno de los integrantes de la novela está realizando un camino, un peregrinaje por los parajes del alma humana como expresión de su auténtica vocación. Dicha vocación, los protagonistas de las novelas la van descubriendo gracias a la inspiración que les ofrece la lectura de ciertos textos y la contemplación de imágenes de diferentes tradiciones, así como gracias a la práctica de la meditación, de la contemplación, del análisis de los sueños y del diálogo y el silencio compartidos. 

Al mismo tiempo, la figura del Maestro en la comunidad, una figura que ha avanzado mucho en el camino de la realización de su propia profundidad, que ha trabajado en la expresión de su vocación y, por lo tanto, de sus potencialidades, guía y ayuda a los miembros de la hermandad o comunidad a que encuentren su propio camino, el sentido de sus vidas y, sobre todo, a que profundicen cada vez más en él. 

Esto que sucede en la comunidad de los doce, y que se narra a lo largo de las dos novelas, tiene como vocación y como intención que el lector vaya compartiendo, recordando y/o experimentando lo mismo que se desarrolla en ambas novelas, tanto en Al final del túnel, como en La hermandad de los iniciados: el contacto, el cuidado y la atención a su propia profundidad.

miércoles, 18 de marzo de 2015

¿CUÁL ES EL TEMA PRINCIPAL DEL LIBRO "LA HERMANDAD DE LOS INICIADOS"?

Como muchos ya sabréis, el libro La hermandad de los iniciados va por la tercera edición, lo que parece mostrar el interés que ha suscitado su lectura. 

Agradezco los numerosos correos que he recibido por parte de lectores de este libro, en los que me habéis expresado vuestra opinión y la influencia o impacto que el contenido del libro os ha producido. 

Gracias a vuestra retroalimentación he podido darme cuenta de que hay un asunto crucial, quizás el eje o el polo alrededor del cual gira toda la historia, que para muchos aún parece que no ha sido del todo comprendido. Ese asunto crucial viene expresado, de hecho, por el propio título del libro La hermandad de los iniciados. Por eso, voy a dedicar unas breves líneas que espero y deseo puedan resultar aclaratorias, tanto para quienes ya han leído el libro, cuanto para aquellos que aún no lo hayan leído y estén pensando en hacerlo.

El título La hermandad de los iniciados, como expresé en varias entrevistas y presentaciones, no lo elegí yo; fue el propio libro el que eligió su título -desde mi punto de vista, toda obra creativa es un organismo vivo que, como tal, es un ser autónomo-. Siendo esto así, resulta fundamental comprender qué significa realmente el título. 

La hermandad de los iniciados se refiere a dos temas fundamentales. El primero de ellos viene explicitado por el término "iniciados". Los iniciados son aquellas personas que, por mediación de una transformación de la consciencia han accedido al fondo creativo del alma, cerrando la herida de la dualidad entre la vida ordinaria y la vida sagrada (religiosa = religare o vuelta a unir lo que estaba separado). Dicha transformación implica una apertura de la consciencia a una realidad que la trasciende y tiene su paralelo en el viaje interior o viaje del héroe, tan presente hoy en las películas de ciencia ficción. 

El segundo tema se relaciona con la idea de "hermandad". La hermandad, en este caso, alude a la secreta y oculta relación fraternal que se produce entre aquellos individuos que están realizando el viaje o peregrinaje por el alma o mundo interior, restableciendo la unión o conexión con la realidad trascendente que el hombre moderno parece haber perdido. Esto viene a significar, también, que las personas que siguen la llamada de esa voz interior que en todos habita -pero que está silenciada en la mayoría de las personas; o bien, los oídos no la escuchan porque están saturados por los ruidos que proceden del exterior- están vinculados por una relación que tiene aún más fuerza y poder que la relación familiar, de parentesco o de sangre. Porque la "iniciación", cuyo paralelo actual sería la realización de la divinidad en el alma del hombre (autorrealización de A. Maslow, proceso de individuación de C. G. Jung o proceso de transmutación de R. Assagioli), trasciende los límites del individuo que está inmerso en dicho viaje de integración y tiene repercusión a una escala colectiva. 

Por ese motivo, en esta novela los personajes vivencian numerosas experiencias de caracter misterioso, pero que tienen una importancia capital en el destino de todos los miembros de la comunidad.

La novela es una exposición y, al mismo tiempo, una invitación a realizar el viaje que conduce a la integración y totalidad perdidas por el hombre moderno.